La nueva escuela digital en Sevilla: Don Bosco F5

Guillaume Thureau CEO y Presidente de la Asociación Factoría F5 nos explica su experiencia en la exitosa apertura de una nueva escuela de la red F5: Don Bosco F5.

 

¿Cómo empezó el contacto con Don Bosco Salesianos Social en Sevilla con el interés de abrir una nueva escuela F5 allí?

 Conocemos la Fundación Don Bosco desde hace tiempo por su compromiso en la Asociación Española de Escuelas de Segunda Oportunidad y sabemos del gran trabajo que hacen en el barrio de las 3000 viviendas (Polígono Sur). Contamos con una visita en nuestra escuela de Barcelona de Ignacio Vázquez, Director General, y de Ester Muñoz, Directora encargada de diseño y desarrollo de proyectos. El modelo les pareció enseguida muy relevante para ofrecer nuevas oportunidades de inserción sociolaboral en una ciudad que también cuenta con un número significativo de empresas tecnológicas en búsqueda de talento digital.

¿Cuáles fueron los retos más interesantes a los que el equipo de Don Bosco,  junto con el de Factoría F5, se enfrentaron en esta nueva aventura?

 El primer reto siempre es superar el miedo que puede generar una formación tecnológica muy distinta de las formaciones habituales hacia el empleo. Tengo que decir que el equipo del centro Don Bosco de Sevilla se ha adaptado de manera espectacular y ha preparado con gran compromiso y profesionalismo el inicio de esta primera promoción. Han sido capaces de movilizar las entidades sociales y los servicios públicos alrededor de este proyecto innovador. Contamos con un número importante de candidatas y candidatos, diversos tanto por edad como por perfil, y con una sala de formación tan bonita como bien equipada.

También conviene apuntar que fue todo un reto encontrar el equipo docente para esta primera promoción. Al final contamos con un excelente binomio pedagógico, Daniel y Mohamed, que imparte el curso desde una modalidad híbrida. Daniel está basado en Sevilla y está presente en el aula y Mohamed está conectado a distancia desde Melilla. 

 

¿Quiénes son los partners en este proyecto Don Bosco_F5?

 Endesa es la empresa partner que ha apostado por esta primera promoción Don Bosco_F5. Tenemos que agradecer el compromiso social de esta gran empresa quien, además de este proyecto en Sevilla, también hace posible la formación 100% femenina Barcelona FemTech. Don Bosco_F5 también cuenta con el apoyo de la obra social “la Caixa”.

 

 ¿Cuáles fueron los objetivos en abrir la primera escuela F5 en Andalucía?

 El objetivo principal es ofrecer una oportunidad de inserción sociolaboral de gran calidad a personas muy diversas procedentes de colectivos en situación de vulnerabilidad. El segundo objetivo es demostrar que nuestro modelo funciona y permite formar el talento digital que necesitan las empresas hasta en el corazón de unos de los barrios más difíciles a nivel social en España. Por último queremos asegurar la sostenibilidad de esta escuela en Sevilla y permitir que se replique en otros territorios de Andalucía.

¿Qué demanda tiene este territorio a nivel empleo en el sector tecnológico?

 Sevilla es la tercera ciudad en España, detrás de Madrid y Barcelona, con más demanda de perfiles tecnológicos. Se espera que esta necesidad vaya creciendo en el futuro a medida que se va a acelerar la digitalización de la economía.

 

¿Qué nos contarías sobre lo que siente un CEO como tú cada vez que se abre una escuela F5?

 Estoy emocionado de ver cómo la tecnología puede transformar vidas y ofrecer hoy grandes oportunidades laborales a personas que realmente lo necesitan. También estoy orgulloso de los equipos que trabajan con mucho compromiso y mucho profesionalismo para hacerlo posible. Pienso sinceramente que contribuimos a construir una sociedad digital más inclusiva y eso da confianza en nuestro futuro.

Romper códigos para empoderarse