HACK THE GAP. Factoría F5 organiza su primera Hackathon de accesibilidad.

Antes de nada, tal vez te preguntes  ¿Qué es una Hackathon?

 

Una Hackathon es un término que surgió de la unión de otros dos: Hack + marathon; Un evento organizado por hackers, para hackers, con el fin de programar o construir una solución de forma colaborativa, durante un plazo determinado de horas, de preferencia en el mismo espacio físico.

 

En Factoría F5 no queríamos perder la oportunidad de celebrar una primera Hackathon con los coders de la primera promoción y aprovechando la semana Europa de la programación en colaboración con SAP 4 Good y TechSoup nos pusimos a la obra para hacer posible este gran evento.

 

El reto no era sencillo, organizar una hackathon de 3 días de duración y un objetivo: dar soluciones creativas y tecnológicas para facilitar el acceso a las nuevas tecnologías a personas con discapacidades.

 

Para este reto contamos además con el apoyo de un gran padrino, la consultora tecnológica Pasiona y el experto Juanjo Montiel, desarrollador senior. Juanjo trabaja desde hace años como desarrollador pese a que posee una discapacidad que algunos podrían creer le hace imposible un trabajo como ese: es una persona invidente.

 

Sin embargo, Juanjo compartió con los participantes del evento cómo es el día a día de las personas ciegas y cómo la tecnología es un factor clave para ayudarles a mejorar su calidad de vida. Gracias a él, las personas participantes pudieron entender la necesidad de desarrollar proyectos accesibles y cómo sus ideas podían impactar positivamente en la vida de las personas con discapacidades.

 

Durante los dos días siguientes los equipos que se formaron trabajaron a fondo en sus proyectos para idear soluciones innovadoras en un tiempo récord.

 

Un equipo presentó un dispositivo con el que detectar la caída de personas mayores y avisar a sus familiares. Otro equipo ideó una App para ayudar a las personas con dislexia a leer documentos.

Finalmente, el equipo ganador diseñó una web y una App para el cuidado de personas discapacitadas en la que compartir buenas prácticas para su cuidado, higiene y otros indispensables con la idea de crear una comunidad de personas que se ayudan entre sí.

 

Fue una experiencia muy motivadora, trabajar a contrarreloj por equipos y con profesionales del sector que hacían de consultores durante las diferentes fases de desarrollo de los equipos.

 

Gracias a todos nuestros colaboradores y sponsors por hacer este evento posible. ¡Juntos rompemos los códigos!